¿Cuándo hay que refinanciar un préstamo de coche?


Si has pedido un préstamo para el coche, nada te gustaría más que poder pagarlo. Una de las mejores maneras de reducir esta carga es refinanciar un préstamo de coche. Sin embargo, antes de refinanciar su préstamo de coche, debe sopesar los pros y los contras. En la mayoría de los casos, una de las razones más comunes por las que las personas refinancian sus préstamos para automóviles es porque obtuvieron una mejor tasa de interés. Pero esa es sólo una de las muchas situaciones.






Veamos algunas de las situaciones en las que es aceptable refinanciar el crédito de tu coche.


Debe reducir sus pagos mensuales al máximo.

Hay momentos en los que te cuesta llegar a fin de mes. Este es el momento en el que quieres reducir el importe de las cuotas mensuales de tu préstamo de coche. En estas situaciones, la refinanciación de un préstamo de coche puede ser un punto de inflexión. El préstamo puede financiarse en un periodo de tiempo más largo, de 3 a 4 años. Aunque acabe pagando mucho más que el importe, sin duda se quitará de encima la carga de las elevadas cuotas mensuales.


Ahora tiene una mejor calificación crediticia.

Si sigue pagando sus cuotas mensuales a tiempo, esto tendrá un efecto positivo en su solvencia. Los prestamistas consideran que una buena solvencia es señal de un prestatario menos arriesgado. Por lo tanto, los prestamistas están dispuestos a ofrecerle mejores tipos de interés. Si tu solvencia ha mejorado con el tiempo, seguro que puedes ahorrar dinero en intereses refinanciando tu préstamo de coche.


Los tipos de interés bajan

En el caso de los préstamos al consumo, el tipo de interés sube y baja a intervalos regulares. Esta fluctuación de los tipos de interés tiene mucho que ver con la política monetaria. En 2018, los tipos de interés fueron subidos tres veces por la Fed. El análisis histórico muestra que estos tipos de interés volverán inevitablemente. Si este es el caso, preste atención a la apertura correcta.


Quieres comprar el coche que has alquilado.

En el caso de un leasing de coches, sólo puedes comprar el coche cuando haya finalizado el periodo de leasing. En el caso de la refinanciación de un préstamo de coche, puedes comprar el coche justo después de que haya expirado el periodo de leasing. Sin embargo, este enfoque tiene ventajas y desventajas específicas. Por supuesto, quieres ahorrar dinero en la compra, pero ¿cómo lo haces? Debes asegurarte de que el coste total de la compra, incluidos los intereses de la refinanciación del crédito, es inferior al de la prórroga del contrato de leasing o al de la compra de otro coche.


En la mayoría de los casos de refinanciación de un préstamo de coche, aprovechar un tipo de interés más bajo es una de las opciones más comunes que la gente utiliza. Si te encuentras con un tipo de interés más bajo que el que estás pagando actualmente, también puedes optar por una refinanciación del préstamo del coche.

Tal vez te interesen estas entradas

No hay comentarios